Últimas tendencias en dormitorios para 2017

El dormitorio es la estancia que más acogedora y confortable debe resultar, puesto que a él acudimos para descansar y recargar pilas.

Para dormir bien es importante contar con un buen equipo de descanso, pero la cosa no se queda aquí. Si conseguimos que nuestro dormitorio tenga la decoración y el estilo que nos gusta, nos sentiremos más a gusto en él y nos resultará más sencillo conciliar el sueño.

Un lugar para dormir

En los últimos tiempos se ha hecho muy común el convertir el dormitorio en una especie de centro multitarea en el que, además de los muebles habituales de este tipo de estancias, se han ido sumando aparatos tecnológicos como las televisiones y los ordenadores. En algunos dormitorios incluso se ha añadido una pequeña zona de trabajo.

Aunque por cuestiones de espacio a veces no queda más remedio que convertir un dormitorio en una habitación polivalente, es mejor que el dormitorio esté dedicado únicamente al descanso, eliminando todo rastro de trabajo que nos pueda hacer tener las preocupaciones diarias al pie de la cama.

En cuanto a la televisión, es mejor prescindir de ella en estas estancias. No es solo que nunca encaje con la decoración, es que está demostrado que puede llegar a interferir en nuestro sueño si nos dormimos con ella encendida.

Reduce la cantidad de color

Los colores afectan de forma notable a nuestro estado de ánimo. Los más intensos pueden hacer que nos sintamos más activos y con más energía y no es eso lo que buscamos cuando nos vamos a dormir.

Las tendencias decorativas de este año apuestan por elegir colores claros y a ser posible bastante neutros. Si se quiere jugar con el color, se puede optar por usar dos tonos del mismo color.

Si no tienes muy claro que color elegir, lo mejor es optar por un tono blanco o beige e ir añadiendo luego color a la habitación a través de otros elementos.

Tendencias en ropa de cama y textil

Las colchas y las sábanas tienen una gran importancia en la decoración de un dormitorio. Este año la tendencia es apostar por colores fuertes y llamativos, para romper la neutralidad de los colores de muebles y paredes.

Los estampados clásicos de flores se renuevan para adaptarse a los gustos de las generaciones más jóvenes, mientras que los estampados geométricos que tan de moda estuvieron en los ’70 ganan protagonismo, aunque con un aire más actual.

Vuelven las cortinas

Durante muchos años las cortinas de los dormitorios habían pasado al olvido, pero estos textiles vuelven a resurgir con fuerza en 2017.

Los colores y las telas son una elección muy personal, pero lo que marca la moda este año es que la cortina sea algo más ancha y más larga que la ventana. Se pueden añadir 15 centímetros de ancho y 10 centímetros de largo.

Grandes cabeceros

Los cabeceros forrados de tela, piel o polipiel se siguen llevando mucho este año, pero se vuelven todavía más atrevidos y aumentan su tamaño, convirtiéndose en el eje central de la habitación.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *