ambientadores-bio

Si necesitas un ambientador natural esto te gustará

El olfato es uno de los sentidos más desarrollados del ser humano, ya que transmite los datos suficientes para conocer y reconocer los múltiples estados anímicos de cualquier persona. Por eso, los ambientadores bio, como su propio nombre indica, aclimatan cualquier espacio en el que decidamos acomodarnos, con el valor añadido de transportarnos a cualquier atmósfera de la naturaleza a través de sus diversos aromas.

La personalidad de los ambientes bio

La consideración más estimulante es que proceden de procesos orgánicos que permiten elaborar todos los olores para despertar la conciencia. La naturaleza recoge infinidad de posibilidades a través de las fragancias y te las ofrece directamente para que las reconozcas y regreses a ellas.Te recuerdan que un espacio bio 100 % elige su propio ambiente.

Ambientador social: pomelo, lima y naranja extraen lo mejor de cada situación, gracias a la delicada esencia de la combinación bio-bambú. Refresca y revitaliza cualquier situación, para obtener alegría en el entorno.

Ambientador laboral: un ambiente 100 % depurado con lima y lemongrass, para aliviar cualquier espacio hostil y desengrasar situaciones retenidas.

Ambientador hogar: las esencias naturales de pino de Alepo, aceite esencial de palmarosa, vainilla y limón nos benefician con todos los principios activos.

Ambientador íntimo: la mezcla aromática de ylang ylang con lima, tonka y naranja bio estimula las sensaciones más selectas y profundas.

Ambientador místico: el pino y ciprés sugieren y despiertan el lado más profundo de cada esencia y, combinados con el bambú, consiguen elevar el estado místico.

Ambientador popurri: aceites esenciales de limón y menta que regalan energía corporal y mental.

Ambientador relajante: imprescindibles lavanda, benjuí y naranja, para seducir a la tranquilidad y obsequiarte con la calma natural que reproduce el bienestar.

¿Por qué disfrutar de ambientadores bio?

En primer lugar, al igual que las personas desprenden un aroma personal que acerca, aleja o genera indiferencia, todos los espacios en los que se interacciona habitualmente están impregnados por los “poliaromas” (mezclas diversas de esencias), que estimulan reacciones tanto positivas como negativas o neutras. Cada espacio puede ser intensificado o debilitado dependiendo del aroma que lo acompaña.

De ahí la importancia de los ambientadores bio, que pretenden proyectar la esencia de cada estilo sin artificios (en muchas ocasiones, imperceptible para otros sentidos) y con coherencia. Las huellas del carácter son expansivas por todas aquellas dimensiones espaciales a través de los aromas que desprenden los lugares por los que se transita. Por eso, un paisaje es único, ya que tiene su propio clima.

Las emociones ha sido creadas para impregnar rincones de magia. Los ambientadores son espejos aromáticos que otorgan carácter e identidad. Esa fusión se refleja en los espacios vitales por los que nos desplazamos frecuentemente. Esta combinación fomenta las cualidades, si aromatizamos adecuadamente esos momentos para acceder a sensaciones singulares.

Es por este motivo que aromatizar los ambientes de manera bio te ayuda a relacionarte con tus instintos intrínsecos, así como te despierta otras percepciones, con la finalidad de reconocer y advertir el ambiente que te identifica. El ambientador sí importa, ya que te identifica.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *