semillas-marihuana-feminizadas

Eligiendo el mejor banco de semillas feminizadas de Cannabis

En estos días tan polémicos en los que se debate si se debería permitir el consumo de cannabis abiertamente, es un buen momento para ampliar nuestros conocimientos. Empecemos por ver cómo se escoge y se germina esta planta.

¿Cómo se escoge y se germina la marihuana?

Cuando optamos por elegir semillas de marihuana no hay problemas. Pero debemos tener en cuenta que el inicio del cultivo de plantas de marihuana puede llevarse a cabo con semillas o con esquejes. Si decidimos utilizar esquejes, no tendremos que preocuparnos de las plagas, los bichos o cualquier tipo de insectos.

Una gran ventaja que obtenemos al germinar las plantas con las semillas de marihuana Barneys Farm es que también se podrá seleccionar el efecto y sabor de las plantas.

Los expertos del sector tienden a elegir las semillas de marihuana feminizadas Barneys Farm. Esta elección se debe a que se ahorra mucho tiempo al intentar conseguir la planta hembra, y también se ocupa mucho menos espacio. Es habitual dar importancia máxima a la semilla hembra, pero ¿conoces realmente la importancia de las semillas macho en estos casos?

Planta macho: la importancia de la planta macho de marihuana

En numerosas ocasiones ponemos demasiado interés en que las plantas de marihuana sean hembras. Pero las plantas macho también aportan una gran cantidad de beneficios. Proporcionan más resistencia a las plagas de insectos y al moho, y se puede afirmar que la resistencia del macho es completamente superior a la de la hembra.

A veces se cambia el sexo de las plantas para que puedan sobrevivir a las enfermedades. Puede que nos preocupemos demasiado porque, en realidad, no nos vale de mucho. La planta macho no produce cogollos y la existencia de cannabinoides es muy escasa o nula.

El peso total recae en las plantas macho. Son las que influyen en la genética para crear nuevas variedades o simplemente estabilizar las ya existentes. De esta manera, podemos entender por qué los creadores de las semillas pagan elevadas sumas de dinero por las de género masculino. Por el contrario, los consumidores serán defensores del otro bando. Del bando femenino. (Se sobrentiende el porqué y no es necesario explicarlo o ¿sí?).

Si en tu caso eres consumidor, sabrás que las diferencias entre las semillas feminizadas y las semillas regulares las dan las plantas.

Lo habitual a la hora de reproducir las plantas es elegir las semillas regulares. Si se eligen las semillas feminizadas es porque se cuenta con poco espacio para el cultivo de las plantas. 

Finalmente, cabe destacar que el uso de las semillas feminizadas aumenta las posibilidades de obtener resultados hermafroditas. Este hecho es desastroso para los que se encargan de producir las plantas, ya que el objetivo siempre será encontrar plantas sin semillas. 

Como consejo general, no se debe confiar en la publicidad. Lo recomendable siempre será realizar estudios sobre los cultivos que queremos poseer. Las variedades de plantas de marihuana regulares siempre han poseído una buena reputación por sus propiedades medicinales y también recreativas.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *