¿Cuándo te vendría mejor un tubo de led circular que uno normal?

La iluminación LED permite ahorrar luz y ganar luminosidad en diferentes espacios

La tecnología LED está cada vez más extendida en nuestros hogares, empresas y oficinas… esta iluminación aporta una clara serie de ventajas respecto a la iluminación tradicional. Mayor duración, fiabilidad, iluminación, calidad de la luz y ahorro en la factura todos los meses cercana en muchos hogares al 80 % son sólo algunos de los motivos por los que debes apostar por la iluminación LED. Si tienes que cambiar de lámparas en tu empresa o vivienda la mejor opción es que optes por la tecnología LED.

Estas ventajas también llegan al tubo de LED circular respecto al tubo fluorescente. ¿Qué ventajas tiene un tubo de led circular? A continuación te contamos todos los detalles.

Ventajas y beneficios del tubo circular de LED

El tubo de LED circular posee muchas ventajas sobre el tradicional. El más importante es el ahorro en el consumo de luz si apuestas por este tubo circular que llega en algunos casos hasta el 60 % de reducción frente a los convencionales fluorescentes. Por si fuera poco, se ahorran el antiguo sistema del cebador al encenderse, pero también del balastro, que hay que apartaros al instalar el nuevo sistema.

La vida útil de los tubos de LED es muy superior respecto a la de los fluorescentes. Superan las 45.000 horas frente a las 9.000 de los tubos de luz convencionales.

También los tubos de LED circulares tienen claras ventajas en la contaminación lumínica y acústica. Los fluorescentes viejos cuando fallan emiten ruidos extraños. Además, parpadean cuando llegan al final de su vida útil o cuando hay temperaturas extremas. No sólo eso sino que, con los nuevos tubos LED, no debes preocuparte por las sustancias tóxicas para las personas.

La resistencia de los tubos de LED circular es importante, ya que se encienden de inmediato sin importar las horas de uso que lleve. Tampoco se rompen con facilidad.

No necesita mantenimiento y el riesgo de que se estropeen al no llevar cebadores ni reactancias. Esto lleva a un coste bajísimo de mantenimiento y despreocuparse de posibles averías.

El ahorro de dinero tampoco es el único. El de cableado en la instalación también, ya que a un menor consumo energético los cables de calibres son mucho menores, lo que hace que en las instalaciones no exista tanto cableado como en el convencional.

Por último, el diseño de los tubos de LED circular son mucho mejores que los fluorescentes. No producen efectos ni resplandores. La iluminación se focaliza en un haz de luz con una luminosidad uniforme. Los diseños son muy innovadores y maximizan el rendimiento de los sistemas de luz. Además no generan luces infrarrojas y un mayor brillo o color que una lámpara convencional.

¿Dónde deberíamos instalar los tubos LED?

Gracias a su alto rendimiento y su nivel de bajo consumo, los tubos de LED circular deberían instalarse en lugares donde las horas de encendido sean mayores como cocinas, garajes, locales comerciales, oficinas, zonas deportivas cubiertas, túneles, hoteles…

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *