textos traducidos

Cómo saber si unos textos están bien traducidos

Cuando te acercas a un texto, ya sea en tu lengua materna o en tu segunda lengua, hay aspectos de él que te dicen si está correctamente traducido o no. En caso de que te haya tocado transcribir un escrito de una lengua a otra, debes tener en cuenta ciertos aspectos para lograr una buena traducción, sobre todo si te diriges a un público especializado.

Lo que debes tener en cuenta a la hora de traducir

Si llevas una empresa y quieres darle una determinada categoría es normal que pretendas que la información de la misma aparezca en diferentes idiomas. Al llevar a cabo esto no debes permitir ningún error idiomático, ya que podrías perder el prestigio que tanto deseas ganar.

Por ello, una de las primeras recomendaciones es evitar el uso de traductores online, pues no consiguen crear textos coherentes por ser excesivamente literales. La prueba la puedes hacer tú al traducir un escrito del español al inglés. Incluso en una sencilla frase, el adjetivo inglés aparece en un lugar anterior al sustantivo, que no siempre sería válido en español. Ni qué decir de las “frases hechas” del inglés, cuyo significado literal no puede entenderse con facilidad en español, a menos que busquemos una interpretación.

Teniendo en cuenta los usos de las diferentes lenguas, debemos percatarnos de los fallos probables que suelen cometer los traductores en línea. De este modo, será más fácil para ti aprender las técnicas y métodos de traducción para conseguir un mejor resultado.

Cómo afianzar una excelente traducción

No siempre podemos contratar a un traductor especializado, aunque sería lo más sencillo para nosotros. Si traducimos por nuestra cuenta, necesitaríamos la ayuda de un corrector, que debe tener un amplio conocimiento del idioma.

Es necesario tener en cuenta algunas técnicas que te pueden ayudar en toda traducción, contando con que posees, por lo menos, de conocimientos básicos de la lengua que pretendes utilizar.

Para comenzar, puedes intentar la literalidad, teniendo presente que no siempre vas a obtener un texto inteligible. Al menos te servirá para practicar vocabulario y aumentar tus conocimientos de la segunda lengua.

Intenta decir lo mismo con otras palabras. No es solo cuestión de usar sinónimos, sino de utilizar nuevas expresiones que interpreten lo mismo y te sean más sencillas traducir. Debes tener en cuenta que no todos los idiomas comparten los mismos sentidos, muchas veces debido a diferencias culturales. Por eso, deberás amoldar muchas frases para que un determinado pueblo las entienda.

Del mismo modo, cuando te toque transcribir un texto inglés al español, deberás cuidar los típicos errores que se suelen cometer, como es la reiterada voz pasiva o el gerundio, tan utilizados en la lengua inglesa.

Los signos de puntuación son otra regla que solemos descuidar cuando traducimos de un idioma a otro. Solemos olvidar que no contamos con las mismas normas lingüísticas, por eso es común ver la falta de signos de exclamación o interrogación en textos en español, normalmente los que inician frases en ese sentido.

Lo mejor para traducir es iniciarte en este cometido o contratar a un experto, antes de usar un traductor online.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *