Cómo no olvidar nunca las llaves del coche

No olvidar es algo casi imposible. No depende de nosotros, sino de muchos factores. El estado mental de cada persona, una mente olvidadiza, el estrés, las prisas… Las llaves del coche son de esos objetos que tienden a desaparecer sin más, o a olvidarse. Esto es debido a que damos por hecho que las llevamos encima. Es paradójico, pero el que sean tan importantes provoca esa sensación de seguridad, esa sensación de que siempre están con nosotros. De modo que dejamos de pensar en ellas y es en el momento en el que nos acercamos al vehículo y echamos mano al bolsillo cuando lo encontramos vacío. Y, de pronto, cuando creíamos que las teníamos bajo control, no sabemos dónde las hemos dejado.

Pero no os preocupéis, porque este problema tiene solución. Hay métodos que nos ayudan a evitar que las cosas se nos olviden.

Seis consejos fáciles de llevar a cabo

—Tener una copia. Esto es lo más importante. Jamás tengas una sola copia de la llave de tu coche. En webs especializadas como la de la web www.rapidrivas.es/copia-de-llaves/ es sencillo y económico contar con una copia de las llaves. De lo contrario, las consecuencias pueden ser horribles. Una o dos copias guardadas en un sitio visible y difícil de olvidar es lo más sensato que se puede hacer

—Llevarla junto al resto de llaves. Otra forma de no dejarte olvidadas nunca (o casi nunca) la llave del coche, es añadirla al manojo de llaves de tu casa. Así siempre estarán contigo, cojas o no el vehículo.

—Dejarla en el mismo sitio. Cuando llegues a casa, que no te pueda la pereza. Antes incluso de quitarte la chaqueta, el calzado, etc., deja las llaves en el sitio que prefieras. Y recuerda dejarlas ahí siempre, sin excepciones. De ese modo, las mantendrás controladas en todo momento.

—Junto al móvil. Si Francisco de Quevedo viviera aún, escribiría lo siguiente: «Érase un hombre a un móvil pegado». Y es que no hace falta que diga que este aparato se ha vuelto parte de nuestro día a día. El móvil jamás se nos olvida. Por ello, otra opción para evitar que las llaves se pierdan es dejarlas junto al teléfono.

—En el bolsillo. Otra opción que contradice a una ya dicha, es mantenerlas en el bolsillo, estemos donde estemos. Si una vez usadas se dejan ahí guardadas, será muy difícil que se nos olviden, porque estarán con nosotros en todo momento.

—Cuelga llaves. El consejo más evidente. Si tienes un colgador de llaves, entonces ¿por qué no usarlo para la llave del coche? De este modo, te será imposible olvidarlas o perderlas.

Olvidar y perder es casi lo mismo

Como veis, no he hablado solo de olvidar las llaves, sino también de perderlas. Y es que ambos aspectos están ligados. En muchas ocasiones, cuando perdemos algo es porque hemos olvidado dónde lo habíamos puesto o cuál fue el último sitio donde lo vimos. Estos consejos os ayudarán tanto para lo uno como para lo otro que, como hemos dicho, es prácticamente lo mismo.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *