presupuesto eliminar carcoma

Cómo llevar un mantenimiento de 10 para tu casa rural de vacaciones

No puede haber una mayor sorpresa que, cuando decidimos irnos unos días de nuestra residencia habitual, al abrir la puerta de nuestra casa rural, nos encontremos con esos problemas que pueden surgir en cualquier casa, pero al no usarla habitualmente, nos pueden estropear esos días de descanso que tanto necesitamos para desconectar.

Las plagas

Uno de esos problemas son las plagas. Esos bichos que, en mayor o menor medida, pueden causar verdaderos estragos en unas vacaciones. Un problema en el cual no nos solemos fijar hasta que nos lo encontramos.

Al igual que para el mantenimiento de nuestra casa rural tenemos nuestra agenda con los distintos servicios que podemos necesitar en cualquier momento, ya sea para una reparación normal o para una de urgencia, deberíamos tener también una empresa especialista en plagas a la que, al mínimo indicio o duda de que podamos tener visitantes no deseados, deberemos pedir presupuesto para eliminar la carcoma o al nuevo “inquilino” que puede desde simplemente mancharnos la casa, a ver comprometida la seguridad de la vivienda y/o de sus ocupantes.

Carcoma y la madera

Un gran enemigo de estas preciosas casas rurales son las plagas de insectos, y en este caso, los insectos que se alimentan de la madera, los denominados xilófagos.

Xilófago se utiliza en zoología para calificar a los insectos que se alimentan de la madera, sean del orden que sean, como por ejemplo la termita o la carcoma. Este tipo de animal cumple su función necesaria para el equilibrio de la naturaleza, pero en el momento en que se cruza con el hombre, los resultados pueden ser desastrosos.

En muchos de estos casos, como la carcoma, se alimentan de celulosa. Esto quiere decir que estos insectos, en caso de entrar en nuestras casas, devorarán los artículos y estructuras de papel, madera o los derivados de estos. La larva de este insecto, la mayor parte de su vida profundiza las galerías por dentro de la madera, masticándola y dejando un polvillo alrededor de los agujeros de la madera, el cual será un indicio de la presencia de este insecto, además de emitir un ruido muy característico que hacen las larvas al comer. En su última etapa, se convierte en coleóptero, lo cual le permitirá depositar sus huevos en cualquier parte, ampliando la plaga cuando estos se abran y las nuevas larvas comiencen a agujerear de nuevo la madera.

Los daños que pueden producir estos insectos pueden llegar a ser devastadores. Pasan de ser una simple molestia de polvo que debemos limpiar asiduamente, a poder poner en peligro toda la estructura de la casa, ya que los marcos de la ventanas o de la puertas pueden llegar a caer, incluso las vigas de madera pueden llegar a tener problemas, con el consiguiente desprendimiento.

Por todo esto, si queremos disfrutar de nuestras merecidas vacaciones sin tener que preocuparnos por nada, no debemos descuidar el mantenimiento de dicha madera y del resto de materiales que consiguen dar ese encanto a esa preciosa casa rural.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *